Filipìcas: Ciceròn y sus ataques elegantes, ingeniosos e irrebatibles.

¿Quieren aprender a atacar a una persona de una manera tan ingeniosa, tan lleno de ironía, tan letal y eficaz sin proferir insulto alguno? La respuesta ideal seria “no“, pues debemos aspirar a aprender cosas mejores, sin embargo, hay que admitir que muchas personas confunden tener “personalidad” con ser odioso, antipáticos o conflictivos, lo cual es un craso y franco error, y es así , en ese contexto, que las personas pacificas, racionales, educadas  y tranquilas nos topamos con especímenes estresadas y con falta de amor propio que siempre andan buscando una situación en donde demostrar su supuesto poder o hacerse notar de manera pasajera y superficial.

Personalmente para mi existe dos tipos de discusiones :

1-La discusión que se entabla para llegar a un  tipo de consenso o algún tipo de  solución, ( que debe ser por lógica, la que deberíamos poner en práctica en todo instante)  

2-Los que discuten por desahogo, por ego , cuya única meta es de índole netamente escénico, ser iluminado por los focos de un show que solo existe en su imaginación.

Filipicas es un libro para los que dialogar y discutir , conservando la lucidez en los momentos más apremiantes ,( como por ejemplo, encarar una discusión de una mujer que arma una escena de celos porque se llegó tarde en la noche con marca de lápiz labial en el cuello …y salir airoso del trance)

Filipicas es una serie de discursos que lanzó Cicerón contra Marco Antonio, cuando este ostentaba el poder absoluto de las armas y la palabra amnistìa y derechos civiles no existìa ni por asomo.

Para hacer la analogía , es como si un abogado estuviera frente a Hitler durante el nazismo y le lanzara mil razones para desistir , razones que van de la índole de lo público a lo privado, metiéndose con las amantes, con su origen humilde, con su condición de cabo, con su porte, su forma de hablar , su virilidad , inteligencia y un largo etc. con el temor constante de ser enviado a la cámara de gas como mínimo.

Una Filípica es un discurso, condenatoria entregada a un político en particular.El término Fílipica se origina de otro episodio similar, pero esta vez del padre de la oratoria, de Demóstenes (a quien Ciceròn admiraba profundamente ) en contra de Filipo de Macedonia, por esa razón se llaman Filípicas, y por extensión , Cicerón, que admiraba a Demóstenes, utilizó el titulo para atacar a Marco Antonio, (año 44 A.C  ) quizás porque llamar a su libro las “marcoantonipicas”no sonaba bien y tampoco se lo merecía.

Los críticos señalan que es posible que el discurso aquel, ante el senado , lo haya realizado sin la presencia de Tirano en la asamblea, o las partes más punzantes hayan sido modificadas en la soledad de la finca de Cicerón, pero son especulaciones.

El libro es una oda a como se construye un argumento de manera inteligente, ensamblando las piezas lingüísticas y argumentativas de forma elegante, precisa, llena de ironía, de locuacidad que era imposible contrarestarla a favor, es tan ingenioso que sigue vigente su razonamiento, en los tiempos de hoy , en que la política a decaído bastante y existen los medios comunicacionales para poder tener tribuna, lo que falta hoy en día y sobra en chabacanería, le sobra en elegancia a Cicerón.

Marco Antonio por fin cede a la presión constante de Fulvia, su mujer, quien sintiéndose amenazada por las palabras del elocuente maestro, que para una mujer las guerras psicológicas se libran en el terreno de las palabras y de las conversaciones, manda a cortarle la cabeza al veterano orador y Fulvia por fin, logra atravezar con una alfiler de oro la lengua venenosa de la verdad.

Como en la película Gladiador de Russell Crowe, Ciceròn pasó de ser un niño enfermizo, tímido, con problemas de pronunciación, que aprendió y se forzó en asir  la oratoria, un arte alejado de sus condiciones físicas y de su presencia; se convirtió en el hombre más elocuente de Roma en su tiempo, (asemejándose a su admirado Demóstenes de Grecia) , fue declarado enemigo de Roma; desafió al tirano absoluto que encarnaba todo lo opuesto a èl, fuerza bruta e instinto  y fue declarado Padre de la Patria.

Anuncios

2 comentarios en “Filipìcas: Ciceròn y sus ataques elegantes, ingeniosos e irrebatibles.

    1. E estado ocupado estas semanas, lamentablemente no e tenido tiempo de leer o buzear en tu blog, pero en ocasiones como esta mañana temprano puedo, y Filìpicas es un libro que metería en la maleta en caso de catástrofe, no me cansa leerlo, es entretenido, visualizo las escenas y lo divertido que resulta la observación aguda de los ataques. Sencillamente genial. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s