Una frase del maestro Paul Cezanne: “No hay que pintar lo que nosotros creemos que vemos, sino lo que vemos.”

“No hay que pintar lo que nosotros  creemos que vemos, sino lo que vemos.”

Esta sencilla frase encierra una verdad indiscutible a la vez que compleja, cuando somos niños nos expresamos de manera espontánea, dibujamos sin cesar , la palabra filtro prácticamente no existe en la expresividad volcada en el papel: las montañas pueden albergar peces y en el mismo sol pueden nadar los peces, los arboles son celestes, el pasto esta lleno de flores de los más variados colores, y las personas, como en los dibujos de la época medieval inicial, su tamaño está relacionado con la importancia y presencia que tienen aquellos en la vida  de los pequeños autores. Ese es el mundo como lo ven estas pequeñas personitas. Solo el tiempo , en la medida que van creciendo, van “aprendiendo” a pintar como se supone que debe ser: en las montañas no nadan los peces, menos en el sol; los arboles no son naranjos ni infinitamente largos, y las personas deben medir de acuerdo a las proporciones establecidas por los puntos de fuga y la linea del horizonte. Asi, el niño, que es una potencia creadora , en cuanto esta conectado con sus propios sentimientos, va perdiendo esa mirada única y va “aprendiendo” las cosas referente al mundo. De pronto, las luces de las estrellas ya no se ven tan luminosas como antes, el tiempo ya no se detiene tan a menudo para mostrarnos los pequeños detalles de colores que pueden componer un día, (el tiempo ahora solo se detiene, a veces, cuando nos enamoramos). Y lo que antes era tan sencillo de poder ver, ahora ya no vemos nada.

noche_estrellada

Por eso Van Gogh o Gauguín son tan geniales, porque ellos fueron fieles a lo que vieron, no pintaron nada extraordinario , no inventaron una forma inexistente, pintaron lo trivial y lo cotideano como ellos lo percibían. Abandonaron la venda de la cultura tradicional en que ambos fueron educados, adiestrados y mutilados, y se conectaron con sus emociones y la fuente misma del sentir, inagotable que es la misma fuente con que los niños llegan de imprevisto a este mundo, portadores de sueños y de un secreto .

van gogh

Cuando pintamos un cuadro o realizamos alguna labor, muchos pensamientos tiende a inundarnos, ¿será aceptable? ¿está de acorde a las tendencias del mercado? ¿pertenece a la moda? ¿llamará la atención? ¿causará algún impacto? ¿esta correcto su ángulo, proporciones y texturas?

gauguin-cat-300-100a

Para poder pintar lo que efectivamente vemos, primeramente hay conocerse a si mismo, tratar de entender que es lo que vienes a hacer en esta vida, siempre es un trabajo introspectivo, saber las cosas que hemos perdido en la vida y porque las perdimos, recordar la fascinación inicial de la vida, aquellos sueños que nos motivaban desde pequeños y recuperar la intensidad de la vitalidad de entonces; recordemos que los colores no existen en la naturaleza, todo es percepción, dos amantes pueden detenerse a contemplar juntos una puesta de sol, pero les aseguro que el amarillo y el naranjo , de aquel sol aterrizando en la noche posible que lentamente comienza a izar su vuelo, son diferentes de tonos. Saber tu misión en la vida, recuperar la comunión con la naturaleza y el flujo vital , hallar el lugar en el mundo, es la misión de toda persona que debe retornar del extravío de la inteligencia y las necesidades creadas del ego y de la sociedad de consumo.

gauguin

Pintar lo que ves , lo que realmente ves, implica sacarse la venda de los ojos nuevamente, hacerlo requiere valentía y decisión, no es solo un acto en particular, involucra obtener una visión del mundo que posiblemente será distinto a la del resto, los artistas son especiales, los verdaderos artistas, los poetas locos, los pintores soñadores, los músicos fieles, aquellos que componen y tocan con los ojos cerrados, son los que se hacen a un costado del camino y de la masa, porque todos pertenecemos a un conjunto superior y nuestra relación primordial y final, esta basado en el intercambio de energía con nuestro entorno y con otros seres. La naturaleza mostrará sus secretos escondidos aquellos que quieran verlas, todo tiene un costo, pero una vez que decides abrir tus ojos y atreverte a mirar desde ti mismo, no querrás volver nunca más a la oscuridad.

Anuncios

2 comentarios en “Una frase del maestro Paul Cezanne: “No hay que pintar lo que nosotros creemos que vemos, sino lo que vemos.”

    1. La fotografía , como la mayoría de las grandes invenciones, siempre han significado un cambio notable, el avistamiento de un mundo nuevo siempre produce una crisis en el orden establecido , y surgen de ese movimiento incesante, nuevas miradas. Muchas gracias por leer y comentar gran amigo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s