“Un país es rico cuando tiene educación…”

hands-2888625__340.jpg

 

Escuché hace un tiempo atrás el extracto de una entrevista que, por desgracia, no manejo dato alguno de quien ni a quien se realizó, pero en mi defensa diré algo que si me libera de mi omisión informativa, que la verdad y las palabras de sentido común son tremendamente valiosas, y este valor no es más ni es menos según quien las profiere, porque esas palabras, aquellas que uno al escucharlas reconoce, en su interior, que tienen un mensaje especial, una carga distinta,un ritmo mágico, las que nos obliga a hacer una pausa, son emitidas desde la misma fuente que todos compartimos y devenimos. Nos pertenece a todos.

Esa frase la transcribo a continuación:

“…UN PAÍS ES RICO CUANDO TIENE EDUCACIÓN Y EDUCACIÓN PLENA ES EL CONOCIMIENTO QUE PERMITE LA PRACTICA DE UN RESPETO ILIMITADO...”

La educación no se obtiene en la universidad ni te la da una carrera ni las mejores notas, eso es una falacia, es el miedo que nos venden y socavan la confianza con la que nacemos. Pero ya que estamos en la rueda andando, intentaremos recuperar el sentido común desde las mismas filas internas:

Antes de abrazar el cartón de tu titulo…pregúntate si tu ejerces el respeto ilimitado, tanto hacia ti mismo como hacia los demás. Creo que cada uno es capaz de recordar haber conocido a personas que ostentan cargos de jerarquía y a la vez son tan desagradables que sin duda, son sumamente pobres.

Antes de desarrollar un trabajo, pregúntate si el impacto de dicho trabajo posee ese inmenso respeto que merece el entorno que lo involucra. Y esto va desde la génesis misma de su concepción hasta el acabado final.

Antes de plasmar una obra en su lienzo, pregúntate si estas dando el respeto necesario a dicho materiales empleados. El despilfarro de materiales que puedes usar en el desarrollo de una obra que tienes poco claro, por falta de concentración, por falta de meditación sincera en lo que realmente buscas y necesitas, es equivalente a tirar la basura a la calle.

Quizás en otro momento, hacer unos garabatos a la velocidad de la luz en cientos de hojas que terminan en la basura, por ejemplo, hasta dar con la forma y la idea buscada, en algún momento pudo no haber importado, porque había un planeta inmenso que rebosaba , que parecía infinito e ilimitado en sus recursos…pero ya no lo es.

En concreto, si comenzamos a practicar el respeto ilimitado, comenzaremos a sanar, sanar nuestro entorno más inmediato, a sanar las relaciones con los demás, a sanar nuestro planeta, a volver a escuchar la tremenda sabiduría que anida más allá de las palabras, de lo invisible y en definitiva, como por arte de magia, comenzaremos a despejar ese oscuro mar contaminado y con un poco de paciencia,veremos como el brillo de la paz que es invaluable,comienza a brotar generosa desde nosotros..

Respeto ilimitado.

Peace-Marine-Nature-Landscape-Boat-Horizon-Beach-1730194.jpg

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s