Porque la película animada Loving Vincent no ganó el oscar.

 

 

Cuando vi por vez primera el trailler de la película  Loving Vincent, debo admitir que fue a amor a primera vista, me enamoré de todo lo que engloba la película,desde lo más importante que es el tema en sí:la vida de Vang Gogh, uno de mis pintores admirados por toda la energía que irradia y encarna como un hombre al servicio de lo que el filósofo  Socrates denominó el Daimón, es decir, el hombre que esta al servicio de algo más grande que el mismo, como de la técnica empleada en la realización, es decir, mantener la estética de la visión pictórica del pintor neerlandés…pero lo que más me dejó maravillado fue que cada fotograma del film esta realizado con pintura al óleo sobre un lienzo de tela. Yo me pongo a pensar en la difícil y arriesgada decisión de los productores de emplear esta técnica para hacer a la larga la primera película realizada completamente con pintura y hay que admitir que es una empresa de carácter titanico, de largo aliento, porque ya elaborar una película de animación es un proceso lento,imagínense una obra en que solo se emplea el uso de la pintura del oleo, que ya de por sí es una materia de secado lento, a diferencia del acrílico, por ejemplo y ni hablar compararlo con un software de animación.

El trailer es bellísimo, creo que  en parte de mi estado de enamoramiento fue que caí en las garras de la publicidad bien empleada , la voz en off que narraba lo que se nos venía, es un poema sintetizado de esta vida llena de pasión pero también de tristeza .

Creo que entiendo que una vida como la de Vincent, que aun hoy (después de tantos años que han transcurrido desde su muerte) sea capaz de provocar un estado de sueño y admiración, como de interés y debate, no merecía otra película que significara un esfuerzo extra a lo convencional. Antes de ver la película, antes de que llegara a los cines de mi país, me propuse adquirirla en blu ray para tenerla para siempre y deleitarme una y otra vez con lo que consideraba una obra maestra de mi total devoción. Guardarla con una calidad optima sin perdida de detalle o resolución.

A-conocer la obra de vincent, es decir, tener conocimiento de la paleta de colores que el empleaba.

A.1-Ser capaz de trabajar y reproducir sus obras de manera satisfactoria.

A.2 -Ser capaz de adaptarse a los requerimientos técnicos de pasar al lienzo las imágenes que construyen el film.

A.3- y además de todo esto, poseer un ritmo de trabajo rápido y preciso.

Tenía todo para ser una obra de arte de aquellas que no se cansa uno de mirarla y volver una y otra vez .

Antes de la premiación de los Oscar la fuí a ver…y no es una mala película en absoluto,solo que cuando el premio a la mejor película extranjera recayó en el film chileno Una mujer fantástica, entendí sin ninguna duda de porque no le fue adjudicado.

Una mujer Fantastica. Director Sebastián Lelio , actriz Daniela Vega.

Después de todo este preámbulo a modo de introducción, y después de dejar de pasar el tiempo, no me puedo quitar de la mente la vocecita que esta dentro de mi cabeza que no cesa de hablarme del tema, porque ni siquiera es decepción lo que siento, porque no es un mal film, tampoco me siento estafado,sino que dentro de todo, responsabilizo a la parte del guión, a la o las personas que no supieron escoger que narrar , y echaron a  perder una gran oportunidad que tuvieron en sus manos de manera miserable. Algo asi como tener un sueño espectacular y vivido por la noche, y por no anotarlo en el instante…se te olvidó por la mañana.

Loving Vincent tiene una introducción poco afortunada a mi juicio, siempre me fijo en la introducción de las películas , porque dentro de las mil maneras que se puede hacer una, el director debe escoger de acuerdo a un criterio acorde a lo que va transmitir, y en este sentido recuerdo que más que comenzar a sumergirme me distrajo, es como una canción que tiene una nota desafinada en algún lado pero nos sabes donde. No obstante, todo eso quedó atrás cuando aparece ea hermosa escena de la noche y las bellísimas nubes onduladas llena de dramatismo , que comienzan a moverse ,siempre ondulante, siempre en movimiento con una energía desbordante que cubren toda la pantalla asomando esa luna luminosa…hasta que aparece la ciudad bajo su manto…eso es de una belleza sin igual,esa sola escena esta llena de dedicación y de sentido artístico  .

Pero lo cierto es que todo se fue al carajo con el transcurrir de la película. El guión es muy pobre,fácil y poco consistente…un hombre que debe entregar la carta de su padre para Vincent pero a su vez no le interesa para nada esta persona,pero con el transcurrir de los minutos,sin lograr armar de una manera consistente la trama, este hombre reacio,adulto y pendenciero que tenía la convicción de entregar una carta a un don nadie, se da cuenta de improviso que está a punto de conocer a un artista excepcional, y de un minuto a otro se transforma en un acérrimo defensor de su memoria. Y muchos me dirán que que esperaba si hay poca información de la muerte de Van Gogh, porque de eso se trata, de echar alguna luz sobre el misterio de su muerte, y ahí se encuentra el error de todo, y está en la elección del genero , responsabilidad absoluta del los directores y escritores Dorota Kobiela y Hugh Welchman. Quisieron proyectar una especie de triller o película de suspenso forense, algo completamente alejado del ámbito y del tema central: EL ARTE.

Para más remate, si bien hay escena muy bien elaboradas, tanto en ritmo y en secuencia de planos que no dejan de oscilar sus colores, que hablan de una atmósfera van goniana…en otras escenas hay planos que son de una tosquedad y rusticidad lamentable, como la escena del paraje de los cuervos, en donde toda esa cosa delicada y sutil de la pincelada siempre en movimiento…se transforma en un escenario pastoso y apelmazado, con una falta de cariño horrible, u otra escena como la barba del cartero, que son hermosa porque la barba de este personaje siempre permanece en un constante movimiento, pero en otras parece un trozo de cartón colgando de la cara, como el mejor dibujo infantil apurado…naturalmente esto lo atribuyo a dos factores: al pintor cinematográfico que si bien utilizaba la paleta del pintor,también tenía cierta libertad a la hora de plasmar, y en aquella libertad cometió errores groseros…y a la aprobación del director, que dejó pasar ese tipo de trabajo sin corrección alguna. Todo este tipo de detalles sumado a un guión muy débil, y a una banda sonora mal elegida  fueron confabulando y desembocando finalmente en la construcción de una obra visual que se iba perdiendo el interés lentamente… y entiendo perfectamente que a pesar de todo el esfuerzo empleado, por culpa de malas decisiones desde el comienzo del guión, de la mala elección del guión, todo el potencial y toda la gran idea , recayó finalmente en un resultado que no es malo pero que lamentablemente no alcanzó para ser lo que se prometía y merecía de sobra: una obra maestra.

Pero como ya me alargué en demasía en esta entrada, en la próxima ofreceré modestamente , lo que debieron haber elaborado desde el comienzo para  haber obtenido un resultado mucho mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s