Archivo de la categoría: Litografìa

PARÉNTESIS: EL ESTILO.

Se habla hoy en día , no solo en el diseño , no solo en las artes , si no que en muchas disciplinas , “lograr un estilo”, aunque sea una expresión trivial, es bastante confusa su explicación, seguramente porque soy de los convencidos, de que gran parte del problema del mundo, es un problema semántico, en donde lo que se comunica no llega en su totalidad al emisor.

Convengamos que por “estilo” se refiere generalmente a un asunto “estético” , “visual”: estilo de moda, estilo de pintura, estilo de dibujo, estilo de diseño; aunque también está el estilo de escritura, que corresponde a un asunto más conceptual, donde la forma de abordar y comunicar , obedecen tal orden de “estilo” que logra fidelización de los lectores .

Ya que también estilo también se refiere a formas de hacer , a actitudes  que destacan en el entorno, como forma de actuar entre pares, formas de gobernar, pero sigue perteneciendo , como todo lo que realiza el ser humano, a un asunto de estética, a un asunto que se “transmite” , que se exterioriza.

El estilo es usado por antropologos, historiadores y arqueólogos, en su acepción más fidedigna, (más precisa) para clasificar, unir y agrupar información determinada, con el fin de maximizar el estudio, con el objeto de unir identidades unas con otras, sobre todo en un terreno en donde esa información existe en un tiempo pasado, que es imposible abordar salvo con las herramientas de la clasificación.

 

Bajo ese concepto se entiende la utilización o la existencia de la palabra estilo, hoy en día usada de manera tan salvaje , sobre todo que nos manejamos en terrenos donde la comunicación visual es tan importante dentro de la productividad, en donde la imagen y las formas de diferenciarse resultan la clave para lograr posicionamiento o éxito en los resultados que se persiguen. Más aun en un escenario de competencia tan alto, en donde esa competitividad no solo se encuentra en el inmediato entorno sino que se suma , con mayor presencia, desde una aldea global., donde lo exótico , lo foráneo marca inmediatamente una diferencia.

En el campo del arte el termino estilo fue aplicado por los historiadores de arte , para poder agrupar y clasificar identidades bajo dominaciones como barroco, expresionismo, impresionismo, naturalismo y un largo etc..

En el estilo es posible reconocer las huellas particulares del autor, que lo distinguen; pero también se encuentran en ello, rasgos distintivos de una cultura, de una sociedad.

Abordar un mismo tema visual, por ejemplo, un paisaje determinado, pero desde diferentes estilos, los expertos señalan con esto que la visualidad es histórica, que la forma en que uno “ve” o aborda ciertos temas es histórico, está influido por el contexto en que se vive el observador. Y también abordar o desarrollar ciertos temas , como contenido  , también indican una historicidad, recordemos el caso de los realistas , que comenzaron abordar los aspectos más fidedignos de la sociedad, influidos también por los cambios sociales acaecidos por la revolución industrial, y el surgimiento de las nuevas clases sociales, y la tremenda miseria que ellos retrataron, como una forma de protesta, como una forma de no ser engullidos por una amenaza aun sin forma de la productividad en serie y del anonimato del trabajador.

Por tanto es ahi que forma y contenido se relacionan, aunque los críticos a veces discuten que en muchos casos no se unen, cuando se preguntan ¿el realismo carece de forma(estilo)? ¿el expresionismo no tiene contenido? generalmente este tipo de preguntas surgen de los detractores de ciertas corrientes , que impulsados por su inconformismo, desarrollan una nueva idea, una nueva forma de hacer que resulta atractiva para nuevas generaciones, que resulta asertiva para explicar y comunicar ciertas inquietudes.

Por supuesto que ahora se entiende que el estilo y la forma van intrínsecamente unido, un tema cobra sentido como se nos presenta, y lo que se nos presenta solo tiene interés si el contenido es suficiente.Dentro de el ámbito de la artes plásticas, el concepto de estilo a ido  evolucionado de manera tal que existe una corriente que se llama formalismo, que como su nombre lo indica, hace énfasis del significado de la  forma sobre el contenido como fuente de valor artístico. Roger Fry,(1866-1934)  un crítico de arte inglés, tenía una visión más ahistorica, el cual señalaba que no había conexiones significativas entre la obra del artista y su sociedad, su visión se enfocaba en el aspecto emocional que producen las obras , sustentados por los colores, las formas , las texturas, la composición  de estas.

Heinrich Wolfflin (1864-1945) desarrolló un método de estudio a través de estilos visuales ,creó un sistema
de organización formal , que básicamente se para lo lineal de lo pictórico, en donde lo linear corresponde al Alto renacimiento y lo pictórico al Barroco.

¿Quién  no ha escuchado el termino el “espíritu de un época”?¿ o espíritu de su tiempo? Existen historiadores y filósofos que buscan rastros concretos del espíritu de un época ; primeramente habría que especificar que la empresa es difícil ya que la  dificultad es precisar la denominación “espíritu”. Pero hay formas de llegar a un consenso en cuanto a la definición,no obstante, la dificultad vuelve a surgir cuando se aborda la definición de tiempo, ¿qué es el tiempo? un devenir.  Entonces ¿ espíritu de su tiempo?

Sencillamente el motivo de esta entrada y de abordar cierto tipo de reflexión que pareciera ser más particular de la filosofía que del diseño gráfico, es porque pienso que la sustancia, el contenido debe ir unido en primera instancia a la forma.

 

 

En la naturaleza, toda forma tiene un contenido, un significado que es existe porque hay una función especifica. La forma es dada por la función. La belleza de la forma es más profunda, porque nace del observador , que está levantado de la misma sustancia de lo que observa y el devenir.

Cuando un diseñador, como Milton Glaser, que se puede clasificar como uno de la vieja escuela del diseño y Joshua Smith, que puede ser uno de la nueva escuela, abordan el tema de cultivar un estilo, hablan de obtener una cierta diferenciación del resto.

 

 

Si bien es cierto que el contenido está unido a la forma, entonces para abordar el cambio o cultivo de estilo, habría que definir primeramente el contenido, que en el diseño no es otra cosa que definir que es lo que se quiere hacer para participar en las comunicaciones visuales.

¿Que quiero realizar?¿En que ámbito me quiero desempeñar? ¿qué me interesa abordar? ¿dedicarse a las funciones del marketing? ¿a un cambio social?  Tal vez radica en conocer los alcances , limitaciones y aspiraciones propias , de los objetivos y los sueños que se pretenden alcanzar. De identificar las imágenes , temas , colores y formar que dominan nuestro discurso, siempre hay cosas que nos identifican más que a otras. Eso es conocer el contenido.

Un contenido que, como también se sabe, es parte de la imaginación del hombre , imaginación y curiosidad que cincela su tiempo y su época.

Para cultivar un estilo o cambiarlo, hay que partir primero con reconocer que somos, hacia donde queremos ir.

 

La Litografía: la observación nacida de una situación cotideana.

 

 

¿Cómo se gestó la idea de crear impresiones sobre la piedra? En la entrada anterior se señala que Senelfelder hizo anotaciones de la ropa que llevaba a la lavandería..a continuación copio textual las palabras de Senelfelder de aquel hallazgo, no deja de ser entretenido los pormenores cotidiano y resulta hasta cómico imaginarse la escena:

“Venía de desbastar una piedra-dice-para ponerle después el mastic (masilla) y continuar mis ensayos de escritura al revés, cuando mi madre me dijo que hiciera la relación de la ropa que daba a lavar.Como la lavandera esperaba impaciente la busca de un papel, agotados por mis pruebas, y de la tinta ordinaria, seca en un recipiente, y no había en casa quien pudiera traerlos, tomé el partido de escribir  la lista en la piedra acabada de desbastar, sirviéndome a ese efecto  de mi  tinta compuesta de cera, jabón y negro de humo, con la intención de copiarla luego en un papel. Cuando quise secar mi escrito, me asaltó la idea de ver lo que sucedía con las letras trazadas por mí, mojando la plancha con aguafuerte para ensayar después si podría enegrecerlas como los caracteres de imprenta o los tallados en madera para la impresión. Mis ensayos anteriores de grabado al aguafuerte me habían enseñado el conocer la acción de este mordiente en cuanto a la profundidad y el espesor de los trazos y por lo tanto presumía la imposibilidad de mucho relieve de estas letras. Sin embargo como el escrito era bastante grueso, comprendí que el aguafuerte no podría roer en un instante los caracteres y me dispuse al ensayo, mezclando una parte de ácido  con diez de agua y vertiendo esta mezcla en la piedra escrita , la tuve cinco minutos bajo una altura de dos pulgadas.

 

 

 

 

Había tenido yo la precaución de rodear la plancha de cera, como hacen los grabadores en talla dulce para que no vierta el mordiente. Examiné e efecto producido por el aguafuerte y advertí que las letras habían adquirido un relieve de un poco más de un cuarto de linea, de modo que tenía el espesor de una cartulina . Me ocupé seguidamente de entintar la plancha con una muñeca rellena de crin y recubierta de cuero fino, frotándola con negro de humo  molido en aceite de linaza muy espeso, y las letras tomaron muy bien la tinta, pero todos los intervalos de más de media linea se cubrieron a la vez.

 

 

 

 

Comprendí entonces  que la causa de esto era la flexibilidad de la muñeca. Corregí su capa de cuero. Puse menos tinta, lave la plancha con agua de jabón,haciendo desaparecer todas las impurezas,de los intersticios que tenían más de dos lineas y dándome cuenta clara de que para conseguir mi objeto hacía falta un tampón más solido, hice la prueba con éxito, sirviéndome de un trozo de cristal, lo mismo que con las planchas elásticas  de metal; pero, por fin, por medio de una plaqueta de madera que había servido de tapa a una caja muy unida y que recubrí de tela fina del espesor de una pulgada para hacer un tampón, resultó muy útil para el entintado de mis trazos.”

 

 

 

Por supuesto que este sistema no es la litografía propiamente tal , pero es su principio , la estructura , que suele ser a menudo lo más difícil de inventar, o de razonar o de imaginar .

Así , a través de numerosos ensayos, sumergiendo el papel en el agua , en donde habían gotas de aceite, pudo constatar que el aceite se adhería a las letras y no se apegaba al papel, que estaba con una disolución  de goma , esto lo llevó a pensar de que combinando el agua y el aceite daba con un nuevo procedimiento y es ahí, con ese detalle nacido de la observación, nace la litografía propiamente tal.

 

NOTAS AL MARGEN: negro de humo: negro de humo o negro de hollín , es un pigmento compuesto mayormente de carbono, que se obtiene mediante la combustión INCOMPLETA de diferentes materiales, como grasas, aceites, brea ,hulla, maderas resinosas, plantas  etc.