Archivo de la etiqueta: microcuentos hispanoamericanos

Alejandro Jodorowsky: Calidad y Cantidad (MIcrocuento).

Calidad y Cantidad.

“No se enamoró de ella,sino de su sombra.La iba visitar al alba,cuando su amada era más larga.”

jodoEste microcuento del incombustible Alejandro, en su brevedad, despliega un extenso mapa de posibilidades y coordenadas interesantes a abordar. Este microcuento aparece en Sombras al mediodía,Stgo de Chile, Dolmén Ediciones, 1995,pág. 41, su lectura llegó a mi a través de Brevisima Relación , Nueva Antología del Microcuento Hispanomaericano, de Juan Armando Epple, Mosquito Editorial, pág.58

Este microcuento a diferencia de otros que me han gustado a rabiar, no me conmueve desde la emoción, o más bien la emoción se produce desde el punto de vista intelectual primero. En muchos casos los escritos , aunque no lo parezcan a primera vista, siempre son trabajos de elaboración y reescritura constante, que el autor una y otra vez va puliendo constantemente hasta dar con la forma definitiva,la más acabada.

Eso es lo que ocurre con esta breve obra, se inicia con la aseveración con respecto de un hombre enamorado de una mujer,” No se enamoró de ella,sino de su sombra”, lo interesante de este punto, es que Jodorowsky separa la sombra y el la persona que lo produce como dos entes disociados e individuales, como si la sombra de la persona no perteneciera en absoluto a esa mujer. Personalmente siempre me ha llamado la atención el asunto de las sombras, sobre todo de las sombras de seres errantes como somos las personas, es decir, por ejemplo, la sombra de un árbol cumple una función sumamente importante: da frescos, aporta humedad al microsistema conlindante con el radio que abarca. La sombra de un árbol da sosiego y respiro en un día caluroso. Pero la sombra del hombre no aporta nada. Pero en este cuento, la sombra de esa mujer enamora.

Pero la sombra que él ama no es una sombra cualquiera, no basta con que sea sombra, la sombra que el ama es la sombra alargada que la luz del amanecer provoca, no le sirve otra sombra, en otro momento del día esa sombra no ofrece nada extraordinario , así es que el hombre la va a visitar solo en ese instante temprano del día, la persona que provoca la proyección es solo un envase superficial.

¿Cuánto dura un amanecer? La tierra tiene 360 grados y gira sobre si mismo aproximadamente 24 horas de promedio, 1440 minutos,lo interesante como dato, es que la tierra tarda 4 minutos en moverse o pasar de un grado a otro, y el amanecer dura dos grados, es decir, 8 minutos. Estos son los ochos minutos de amor que anima el espíritu de este microcuento.

A partir de este dato tan bello es posible deducir con un grado de presunción, que esta sombra es una metáfora de lo que nosotros proyectamos en muchas ocasiones al objeto de nuestro amor, que las cosas que aman de nosotros nuestras parejas son acciones ,cualidades, esencias que proyectamos solo breves instantes, pero como ocurre con el fenómeno de la luz, la luz solo puede ser percibida de manera única por el observador, de acuerdo a la naturaleza de quien observa. Enamoramos sin querer profundamente, solo el enamorado (a) es capaz de contemplarnos en nuestra esencia.

Poli Délano: A Primera vista (Microcuento Hispanoamericano)”

“A Primera vista.

“Verse y amarse locamente fue una sola cosa.

Ella tenía los colmillos largos y afilados.

Él tenía la piel blanda y suave: estaban  hechos

el uno para el otro”.

poli delano
Apréciese la naturaleza corpulenta de este “Polifemo”, a lo Hemingway.

Este microcuento hizo su aparición en Sin Morir del todo, México: 1975,pág 54, pero yo posé mis ojos en su superficie en Brevisima Relación, Nueva Antología del Microcuento Hispanoamericano, de Juan Armando Epple, pág 40. Poli Délano es un escritor chileno nacido en Madrid, existen muchas curiosidades con respecto a la vida de Poli, partiendo por su nombre, que se lo puso Pablo Neruda cuando este era un recién nacido haciendo alusión a su tamaño, Neruda exclamaría “este niño es un Polifemo”.

Este microcuento contiene varias particularidades, que al fin y al cabo le dan la belleza que lo contiene, lo primero que llama la atención es su estructura de poesía,aquí entramos a un terreno específicamente subjetivo, en donde la magia de lo práctico hace su aparición. En palabras simples, la magia poética no esta atada a la rima ni a la estrofa,sino a la palabra emanada desde el sentimiento más genuino, y aquella emanación procede desde el núcleo mismo de situaciones cotidianas, en contextos reales.Por ese motivo existen maneras de hablar y de referir que contienen cierta entonación y ritmo poético. Hay palabras que enamoran sin pensarlo.

Este microcuento podría perfectamente escribirse en una estructura de prosa,pero la pausa y la cadencia en la articulación de las palabras es lo que en muchos aspectos marca el “sello” del autor y los que nos distingue y diferencia de los demás, porque el lenguaje siempre es el mismo, salvo la mixtura enriquecida de un vocabulario trabajado y entrenado, en todo lo demás , las palabras comunes adquieren significados diferentes y fuerza especifica gracias a la diferenciación del aire y las pausas en su emisión.

Verse y amarse locamente fue una cosa” es el escenario preciso de la ingenuidad intensa del flechazo que todos ansiamos sentir, la promesa de una buena historia. Un encuentro casual, una invitación a beber algo, a “palabrearse”…

Pero e aqui el giro inesperado que precipita una larga historia en un microcuento “ella tenía los colmillos largos y afilados“, ella sintió el deseo ardiendo en su piel, imaginamos a esa muchacha dispuesta a devorar y destruir el objeto de su deseo, el final esta cerca,no obstante la agresividad y la tensión latente de ese encuentro desafortunado para el joven, nos encontramos, luego de una pausa, necesaria que el autor hábilmente insertó, que “él tenía la piel blanda y suave“…

Lo fantástico de los cuentos es su capacidad de extendernos un sobre cerrado con un contenido de imaginación increíble,podemos inferir que ella venía de relaciones desastrosas,la presunción abarca culpabilidades internas como ajenas,eso no va al caso ahora, pues la naturaleza de este encuentro es la “posibilidad“,es la “esperanza ” que marca el encuentro inesperado de dos vidas, que en este encuentro,obtienen una nueva posibilidad de ser felices.

El autor es claro : “están hechos el uno para el otro“.

Raquel Jodorowsky (Chile): “No es oro todo lo que reluce” ,un cuento mágico.

rjo191111Raquel fue una escritora y pintora chilena, nacida en Tocopilla en 1927,conocida como “la mariposa tallada en fierro“, este hermoso y mágico cuento apareció en el año 1974 en Cuentos para cerebros detenidos. Con licencia de los superiores. Buenos Aires: ediciones de la Flor,pág 17. Yo tuve el placer de leerlo en Brevisima Relación, nueva antología del Microcuento Hispanoamericano, de Juan Armando Epple, Mosquito Ediciones,pág 83. Este cuento , su narrativa en general tiene todo el poder y la cadencia de lo onírico y lo surrealista, atrapa y en la medida que uno va leyendo nos va conduciendo en un espiral de sensaciones , que nos obliga a releer nuevamente para tratar de atrapar el núcleo de esa magia fantasiosa y hermosa, extiendo la invitación de estas palabras cargadas de energía como exquisitos frutos de un árbol femenino cargado de pasión:

“No es oro todo lo que reluce.

“En los tiempos de antes, el Elefante era una flor masculina.Un día los pétalos comenzaron a pensar en su tamaño.Al cielo no le pareció nada bien que un floro razonara por su cuenta.

Y lo castigó convirtiéndole en carne para siempre”