Archivo de la etiqueta: nueva antología del cuento Hispanoamericano

Poli Délano: A Primera vista (Microcuento Hispanoamericano)”

“A Primera vista.

“Verse y amarse locamente fue una sola cosa.

Ella tenía los colmillos largos y afilados.

Él tenía la piel blanda y suave: estaban  hechos

el uno para el otro”.

poli delano
Apréciese la naturaleza corpulenta de este “Polifemo”, a lo Hemingway.

Este microcuento hizo su aparición en Sin Morir del todo, México: 1975,pág 54, pero yo posé mis ojos en su superficie en Brevisima Relación, Nueva Antología del Microcuento Hispanoamericano, de Juan Armando Epple, pág 40. Poli Délano es un escritor chileno nacido en Madrid, existen muchas curiosidades con respecto a la vida de Poli, partiendo por su nombre, que se lo puso Pablo Neruda cuando este era un recién nacido haciendo alusión a su tamaño, Neruda exclamaría “este niño es un Polifemo”.

Este microcuento contiene varias particularidades, que al fin y al cabo le dan la belleza que lo contiene, lo primero que llama la atención es su estructura de poesía,aquí entramos a un terreno específicamente subjetivo, en donde la magia de lo práctico hace su aparición. En palabras simples, la magia poética no esta atada a la rima ni a la estrofa,sino a la palabra emanada desde el sentimiento más genuino, y aquella emanación procede desde el núcleo mismo de situaciones cotidianas, en contextos reales.Por ese motivo existen maneras de hablar y de referir que contienen cierta entonación y ritmo poético. Hay palabras que enamoran sin pensarlo.

Este microcuento podría perfectamente escribirse en una estructura de prosa,pero la pausa y la cadencia en la articulación de las palabras es lo que en muchos aspectos marca el “sello” del autor y los que nos distingue y diferencia de los demás, porque el lenguaje siempre es el mismo, salvo la mixtura enriquecida de un vocabulario trabajado y entrenado, en todo lo demás , las palabras comunes adquieren significados diferentes y fuerza especifica gracias a la diferenciación del aire y las pausas en su emisión.

Verse y amarse locamente fue una cosa” es el escenario preciso de la ingenuidad intensa del flechazo que todos ansiamos sentir, la promesa de una buena historia. Un encuentro casual, una invitación a beber algo, a “palabrearse”…

Pero e aqui el giro inesperado que precipita una larga historia en un microcuento “ella tenía los colmillos largos y afilados“, ella sintió el deseo ardiendo en su piel, imaginamos a esa muchacha dispuesta a devorar y destruir el objeto de su deseo, el final esta cerca,no obstante la agresividad y la tensión latente de ese encuentro desafortunado para el joven, nos encontramos, luego de una pausa, necesaria que el autor hábilmente insertó, que “él tenía la piel blanda y suave“…

Lo fantástico de los cuentos es su capacidad de extendernos un sobre cerrado con un contenido de imaginación increíble,podemos inferir que ella venía de relaciones desastrosas,la presunción abarca culpabilidades internas como ajenas,eso no va al caso ahora, pues la naturaleza de este encuentro es la “posibilidad“,es la “esperanza ” que marca el encuentro inesperado de dos vidas, que en este encuentro,obtienen una nueva posibilidad de ser felices.

El autor es claro : “están hechos el uno para el otro“.