Archivos Mensuales: abril 2015

“¿No son los cuadros como fabulosos países desconocidos que se extienden a nuestros pies?”

“¿No son los cuadros como fabulosos países desconocidos que se extienden a nuestros pies?” Es la  frase apasionada que lanzó a la estratosfera  el artista ruso David Burliuk , perteneciente al movimiento ruso futurista SOTA DE DIAMANTES de comienzo de siglo XX, palabras  lanzadas  cual Sputnik I ruso, pero a diferencia de este , esta frase aun sigue flotando inerte, poderosa y con más vida que antes, girando para siempre alrededor de esta cultura mundial.

Burliuk
David Burliuk.

Hablamos de comienzo del siglo XX, hablamos de que hace tan solo unas décadas atrás, unos jóvenes locos rompieron la larga tradición clasista o académica europea de la figura y fondo, e inundaron de colores explosivos los lienzos cada vez más democráticos , con un fuerte acento en lo individual, en lo personal. La sociedad se agitaba esperanzada en las nuevas formas de producción, amparadas en la tecnología de las maquinas, en donde la promesa de una sociedad más avanzada se veía ad portas, una sociedad en que los múltiples problemas serían solucionados gracias a la rapidez de la producción y el conocimiento.

Explosión es la palabra precisa: una serie de movimientos artísticos florecían en los jardines culturales y urbanos de toda Europa, el viento de la libertad y puntualmente de la libertad de expresión desperdigaba las semillas a través del viento  y las ensoñaciones de artistas de todos los países, quienes viajaban de un lugar a otro llevando sus valijas pesadas de nuevas visiones y nuevas formas de darle sentido a este hermoso siglo naciente.

Lentulov-tverskoy
Apreciese el colorido de las pinturas de Lentulov
lentulov2
Hermoso contraste de azules llamativos, un paso adelante del impresionismo primigenio.

Los integrantes que fundaron este movimiento que conformó el nacimiento de la vanguardia rusa, fueron en un comienzo Iliá I. Mashkov, Piotr P. Konchalovski,Aristarj V. Lentúlov, Robert R. Falk yMijail F. Lariónov, el cual participaron los hermanos David, Vladimir Burliuk,Alexander Kuprin,Natalia Gonchadova, los artistas rusos de Munich, Vasily Kandinsky,Alexei Von Jawlensky, y los artistas afincados en París: Henrí Le Fauconnier,André Lhote,Albert Gleizes y Jean Metzinger.

Básicamente existían dos movimientos dentro de esta corriente: una se caracterizaba por los colores propios del fauvismo, colores brillantes y llamativos. Esta corriente fue conocida como Cezannistas.

Y la segunda corriente la llamada neoprimitivismo, cuyo interés se centraba en el arte infantil y lo autóctono.

Retorno a la hermosa frase que da titulo a esta entrada, los cuadros antes siempre graficaban una situación histórica , social y política determinada, de manera precisa muchas veces, la irrupción de la libertad creativa transformó los cuadros en lienzos en donde todo podía ocurrir o concebirse: los lienzos pasaron de ser soportes determinados por medidas precisas y de materiales idóneos a ser lienzos que actuaban cual “tabula rasa” del artista, quien volcaba su expresión subjetiva y su mirada critica, empleando los colores como la mejor herramienta para transmitir las emociones y envolver al espectador en una atmósfera psicológica.

¿no son los cuadros como  fabulosos países desconocidos que se extienden a nuestros pies“? , pues claro que si, a esto apunta el genial Burliuk, anticipándose en muchos aspectos a la increíble era de lo visual-digital del presente, en donde una superficie bidimensional como la pantalla de una tablet o de un celular nos tiene acostumbrado: la navegación in situ de territorios que se desarrollan de manera vertiginosa y sin esfuerzo ante nuestros ojos, en solo segundos. Se despliegan como bellas rosas ciberneticas llenas de contenido , aromas y texturas.Ese era el espíritu, ese fue el espíritu del cubismo de Picasso tratando de representar un solo objeto desde varios puntos de vista y ángulos a la vez; ese es el espíritu de Pollok quien caminaba sobre el lienzo volcando sus pulsaciones, cual chaman en su increíble action Painting.

Esta hermosa frase tiene mucho de romanticismo y de poesía, fue lanzada al espacio cultural en 1912, apenas dos años antes que estallara la gran Guerra, la guerra que frenaría y sepultaría de manera violenta y brusca la esperanza cifrada en la tecnología como herramienta de solución y desarrollo social. Muchos artistas morirían en los siguientes años y la mayoría de los movimientos caerían en el olvido en los siguientes cuatro años. La hermosa explosión de colores y de imaginación se cubriría bajo el manto gris de los escombros y de las ciudades echa añicos.

Pero es cierto, esos países maravillosos infinitos , se extenderían para siempre a lo largo del siglo, el cual nos indica una sola cosa y con mucha fuerza: la imaginación del hombre y su capacidad de soñar, no tiene limite alguno.

…El final de El Principito (Le petit Prince) en pocas palabras.

exupery

“Pero miren al cielo y pregúntense: el cordero ¿se ha comido la flor? Y veréis cómo todo cambia…

¡Ninguna persona mayor comprenderá jamás que esto sea verdaderamente importante! Este es para mí el paisaje más hermoso y el más triste del mundo. Es el mismo paisaje de la página anterior que he dibujado una vez más para que lo vean bien. Fue aquí donde el Principito apareció sobre la Tierra, desapareciendo luego.

Examínenlo atentamente para que sepan reconocerlo, si algún día, viajando por África cruzan el desierto. Si por casualidad pasan por allí, no se apresuren, se los ruego, y deténganse un poco, precisamente bajo la estrella. Si un niño llega hasta ustedes, si este niño ríe y tiene cabellos de oro y nunca responde a sus preguntas, adivinarán en seguida quién es. ¡Sean amables con él! Y comuníquenme rápidamente que ha regresado. ¡No me dejen tan triste!”

El final de El Principito es el comienzo de toda historia sencilla , mundana, de todo hombre de toda mujer inmerso en el día a día.

La incertidumbre de ese final abierto es una corriente de aire proveniente del cielo nocturno, en donde lentamente comienza a descolgarse el ocaso y el amanecer.

Heidegger admiraba ese final impreciso porque cerraba los ojos y veía el amor a la filosofía cuando el era un niño, un joven: luego perdería el norte, pero no caería a las aguas infinitas del océano como Saint Exupery en su avión lleno de correos fantasmas; el homenaje de la desaparición solo es para los verdaderos héroes.

El libro no circuló en los países nazis, solo pudo pasar el veto cuando el nazismo sucumbió en la inmensa hoguera

No se si la rosa seguirá ahí, o fue devorada por el hambre de un animal inocente, no se si mi esposa me seguirá amando, envuelta en los recuerdos que construimos juntos tantas noches tantos días, porque me pierdo en el camino cuando envejezco y cuando prometí amarla para siempre , le fui infiel una y mil veces.

El final de ese libro es la gran diferencia entre un sencillo cuento infantil memorable y un libro que florece constante en el tiempo , en ese bosque talado y muerto que se usó  para hacer sus hojas.

El final del Principito es el final de un libro tan bello que parece mentira que el hombre sea capaz de tanta maldad e ignorancia.

Camping under a starry night